domingo, 6 de octubre de 2019

Libro y película: En la hierba alta - Stephen King y Joe Hill


Sinopsis: Cal y Becky DeMuth son dos hermanos que mantienen una relación casi telepática, pues sus vidas han montado en el mismo tándem desde su nacimiento. Cuando Becky se queda embarazada, decide marcharse a San Diego a casa de sus tíos hasta que nazca el bebé. La unión entre los hermanos es tan fuerte que Cal deja sus estudios para acompañarla y cruzar con ella el país en coche. Incluso planean juntos el futuro del niño. 
Pero la casualidad intercede en el transcurso del viaje. Al mediodía realizan un alto en el camino junto a un campo de hierba altísima: Cal apaga la radio para tener un momento de calma, y Becky abre las ventanillas, sofocada por el calor. 
De haber sido de otra manera, nunca habrían oído la voz de auxilio de aquel niño atrapado en la espesura. 
Deciden adentrarse en el campo y tomar sendas distintas para encontrar al niño cuanto antes. Por primera vez en su vida, los hermanos quedarán separados, aunque sea tan solo por unos metros de hierba. Sin embargo, nunca habían estado tan lejos. 

En la hierba alta es una de las tantas adaptaciones cinematográficas de King que se estrenaron en 2019.
Se trata de una película de terror bastante ágil que, más allá de algunos cambios, respeta buena parte de la obra original.


El libro:

Esta novela corta es el resultado de una colaboración entre Stephen King y Joe Hill. Padre e hijo ya habían escrito de forma conjunta un relato corto titulado Throttle (Acelerador), pero En la hierba alta es la primera obra de terror que Stephen escribió con Joe.
Se encuentra entre las novelas menos conocidas de King y Hill porque únicamente está disponible en formato digital y audiolibro, y no fue incluida en ninguna de las antologías de ambos autores.  

El argumento de En la hierba alta es bastante sencillo pero efectivo. Comienza como la típica historia de terror en la que los protagonistas se pierden en medio de la nada (el comienzo recuerda mucho a Los chicos del maíz), pero los giros macabros son lo que le dan la impronta de King y Joe Hill; notarán enseguida un montón de elementos que aparecen en obras de King.

Es una novela que se puede leer en un par de horas porque es bastante corta y adictiva; los autores mantienen un ritmo rápido que siempre deja al lector con ganas de saber qué cosa espantosa encontrarán los protagonistas a continuación.

Como suele suceder en las historias de Joe Hill y de King, los personajes son muy buenos. En apenas un par de capítulos, los autores construyen a dos personajes que se sienten bastante reales.
Lo otro que hay que destacar de esta pequeña novela es la cantidad de momentos turbios que tiene. Hay varios capítulos bastante oscuros que me causaron bastante impresión debido a cómo están escritos; en todo momento participamos del horror que viven los protagonistas porque King y Hill nos meten en la cabeza de ellos y el terrible impacto que tienen sobre su mente las cosas que encuentran en la hierba alta. Es una historia que transmite una sensación de claustrofobia y desesperación constante, ya que los personajes están todo el tiempo encerrados en el laberinto de hierba sin ninguna esperanza de escapar.


La película:

La adaptación de la novela se estrenó en Netflix el 5 de octubre y cuenta con un reparto de actores no muy conocidos, con la excepción de Patrick Wilson (Insidious, The Conjuring).

Es una película de una hora y media de duración que respeta el argumento principal de la novela, pero que agrega una cantidad de cambios que la alejan un poco de la obra original. Se nos presenta un nuevo giro respecto al enorme campo de hierba en el que se pierden los personajes que me pareció bastante interesante y también introduce un personaje que en la novela únicamente era mencionado: el novio de Becky.

Considero que estos cambios no fueron tan malos, aunque hacen que la historia se extienda demasiad. La novela es más directa y bombardea al lector con varios momentos macabros uno atrás del otro, mientras que la película se toma cierto tiempo para introducir los elementos macabros.

La película también cambia totalmente el final de la novela. En mi opinión el final del libro es mejor y es coherente con el tono de la historia, mientras que el de la película aprovecha algunos de los elementos nuevos que introduce para agregar algunos giros al final.

Lo que sí rescato de esta adaptación es que respetaron todas las escenas aterradoras del original, cosa que no esperaba porque son realmente macabras. También la actuación de Patrick Wilson es muy buena e incluso me gustó más que la de los actores principales.

Considero que tanto la novela como la película son buenas como historias de terror, aunque ninguna es nada del otro mundo. Si tuviera que elegir entre ambas, me quedaría con la novela porque va más al punto y hace partícipe al lector de la desesperación que sienten los protagonistas en todo momento. La película tiene un ritmo un poco más pausado y agrega cosas que no me convencieron del todo, pero que tampoco me parecieron del todo malas. Recomiendo ambas si están buscando una historia de terror ligera, simplemente no esperen una historia de terror demasiado innovadora.

2 comentarios:

  1. Hola, José:
    La novela corta me gustó mucho, me recordó a "Los chicos del maíz" -como dices- que es uno de los relatos de King que más me gustan. Además, creo que se nota más a King que a Hill en ella, aunque quizá sea cosa mía o un efecto de la traducción.
    Tengo ganas de ver la adaptación... creo que será perfecta para la víspera de la fiesta de Todos los santos ejejejeje
    Beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Lo turbio.. lo importante es que se respete lo turbio en la adaptación(? Jajaja no creo que lea ni vea esta historia. Si había chance de leerla, me sacaste las ganas con la parte de la claustrofobia (no sabes lo mal que la pasé con la audionovela de Tom Sawyer y eso que no soy claustrofóbica jaja)
    Igual me gustó mucho el versus! Besote

    ResponderEliminar