miércoles, 8 de noviembre de 2017

Sleeping Beauties - Stephen King y Owen King

(Esta novela por el momento no está disponible en español. En cuanto tenga información relacionada con la traducción actualizaré la entrada. Por favor, no hagan spam preguntando cuándo será traducida porque no tengo idea). 

Sinopsis: En un futuro no muy lejano, algo extraño ocurre cuando las mujeres se duermen: quedan envueltas en una especie de capullo. Si alguien intenta despertarlas o si el capullo que las protege es dañado, las mujeres enloquecen y se vuelven violentas. Mientras sueñan, todas son transportadas a otro lugar... 
Mientras tanto, los hombres quedan abandonados y dan rienda suelta a sus instintos más primitivos. 

Pero una misteriosa mujer llamada Evie Black es inmune a esta nueva enfermedad del sueño. ¿Evie es inmune o es en realidad un demonio que debe ser destruido para que la maldición termine? 

Sleeping Beauties es la primera novela que Stephen King escribe en colaboración con Owen King, su hijo menor. Stephen ya había escrito algunas historias junto a su hijo mayor, Joe Hill (autor de Cuernos, NOS4A2 y Locke & Key), mientras que el pobre Owen había sido dejado de lado. Por eso, cuando Owen le planteó la idea de un mundo en el que las mujeres en cierta forma desaparecen, Stephen le ofreció escribir la novela de forma conjunta. Así que responsabilizo a Owen por haber tenido la idea (?) porque es una de las novelas más flojas que le he leído a King.

La trama es básicamente la que pueden leer en la sinopsis: una misteriosa enfermedad llamada "Fiebre Aurora" hace que las mujeres queden envueltas en unos capullos cuando duermen. La clave para curar esta enfermedad está en Dooling, una pequeña ciudad de los Apalaches, donde aparece una misteriosa mujer inmune a esta nueva enfermedad del sueño. La novela sigue las historias de diferentes habitantes de Dooling, cuyas tramas se van entrelazando a medida que las mujeres comienzan a dormirse: por un lado están los violentos que aprovecharán el caos para hacer de las suyas y por otro lado están los policías de la ciudad que harán todo lo posible por mantener el orden.


Sinceramente espero que Owen no
vuelva a colaborar con su padre -.-'

Parte de la acción se desarrolla en una cárcel para mujeres, en la que un psicólogo llamado Clinton Norcross (protagonista principal de la novela), tiene contacto directo con la enfermedad y con la mujer inmune. 


Resulta difícil encasillar esta novela en un solo género: tiene elementos fantásticos (de hecho, los autores la consideran una novela de fantasía), de terror y de novela apocalíptica. 
Si la tuviera que comparar con alguna otra novela de King, diría que es bastante similar a La Cúpula en el sentido que nos cuenta con lujo de detalle cómo los habitantes de un pequeño pueblo se enfrentan a un evento sobrenatural e inexplicable que trastoca su vida de forma drástica. Al igual que La Cúpula, esta novela es protagonizada por un montón de personajes que son difíciles de identificar al principio, a pesar de que los autores incluyeron un glosario en las páginas preliminares.

Sin embargo, lo que falla en esta novela no es la abrumadora cantidad de personajes, sino que todos son demasiado genéricos y poco interesantes. Con la excepción de Norcross y un par de personajes más (cuyos nombres ya olvidé ¬¬), no me interesó en lo más mínimo identificarlos y realmente nunca llegué a distinguir a uno del otro: por más que los autores pasan una cantidad de capítulos narrando la vida de personajes secundarios, la mayoría de sus historias no son interesantes ni aportan nada. Muchos de los arcos argumentales que comienzan a desarrollarse son dejados de lado sobre el final de la historia o resueltos de forma muy apurada y, en ocasiones, de forma ridícula. Y esto último me lleva a comentar el otro gran defecto de esta novela: es jodidamente larga. 

Es un libro de 750 páginas de las cuales las únicas que importan son las primeras y las últimas cien. El grueso de esta novela es puro desarrollo sin sentido de tramas que no van a ninguna parte (o que directamente quedan inconclusas) y hay demasiado desarrollo de personajes sin importancia. Algo que me encanta de la forma de escribir de King es que cada uno de sus personajes son muy reales, con pasados e historias de vida interesantes y con perfiles psicológicos muy marcados. Lamentablemente en esta novela se le va la mano con el desarrollo de los personajes secundarios y deja de lado lo que en verdad importa: qué carajo es la Fiebre Aurora.

No quiero entrar en terreno de spoilers, pero hay muchas cuestiones ambiguas y que son resueltas de manera insatisfactoria. 

Pero no todo es malo. Rescato las primeras cien páginas que son bastante buenas y tienen momentos un tanto turbios. También hay que destacar la forma en la que los autores lograron plasmar la violencia que sufren las mujeres, un tema que hoy en día es muy discutido y que ha cobrado gran importancia. Muchas de las mujeres de esta novela sufren diferentes tipos de violencia y sus pasados son realmente desgarradores. 

Calificación 3/10 ()
De los peores libros que leí de King. Salvo por un par de excepciones, ningún personaje es interesante y tampoco importa diferenciarlos uno de otro. Es una novela innecesariamente larga, con una cantidad de tramas que no van a ninguna parte y que son resueltas de forma insatisfactoria. 
Las primeras cien páginas prometían mucho y la idea era interesante, pero lamentablemente fue mal ejecutada... de todas formas culpo a Owen (?). 

Una productora ya adquirió los derechos para filmar una serie basada en este libro.

Conexiones con otras novelas:



Otro de los motivos para odiar Sleeping Beauties es que no tiene ninguna conexión con el universo de King... aunque pensándolo bien, esto es algo bueno porque podemos hacer de cuenta que nunca pasó.