jueves, 23 de enero de 2020

Las naves de la magia (Las leyes del mar #1) - Robin Hobb


Sinopsis: En una lejana costa al sur de los Seis Ducados se encuentra el Mitonar, un centro de comercio exótico y hogar de una nobleza mercante famosa por sus barcos vivientes construidos con tronconjuro, una madera mágica y una de las mercancías más preciadas del mundo. Se trata de barcos que maduran hasta alcanzar un estado de autoconciencia y generan lazos afectivos con sus dueños.

Vivacia es una de estas naves, que pertenece a los Vestrit, una de las más antiguas familias del Mitonar. Para Althea Vestrit, el barco es su legítima herencia que le ha sido negada. Pero para Wintrow, su sobrino, es una condena perpetua, pues ha sido obligado a interrumpir sus estudios religiosos para servir a bordo.
Althea hará todo lo posible por recuperar su barco, amenazada por la presencia de un extraño que tratará de hacerse con el poder de todos los habitantes de las Islas Piratas.

Las naves de la magia es el primer libro de las Leyes del mar, una trilogía que transcurre en el mismo universo que la primera trilogía de Robin Hobb.

En esta trilogía viajamos al Mitonar, una región al sur de los Seis Ducados donde antiguas familias de mercaderes dominan las aguas con barcos hechos de tronconjuro. Estos barcos mágicos adquieren conciencia una vez que pasan tres generaciones con una familia y son las naves más codiciadas del Mitonar, ya que son los únicos barcos capaces de navegar las traicioneras aguas de los Territorios Pluviales, donde se encuentran artefactos mágicos y otras mercancías extrañas.

Una de las protagonistas de esta historia es Althea Vestrit, hija de una de las familias más antiguas del Mitonar. Althea es una joven que ama navegar y algún día espera capitanear la Vivacia, la nave mágica de la familia Vestrit que cobrará vida una vez que muera el padre de Althea.

Fuente
Como su padre se encuentra gravemente enfermo, Althea espera hacerse con el mando de la Vivacia una vez que la nave cobre vida. Lamentablemente, las leyes del Mitonar prohíben a las mujeres ser capitanas, así que la rebelde Althea tendrá que ir en contra de la tradición y desafiar estas leyes que están vigentes desde hace cientos de años para cumplir su sueño.

El otro protagonista de esta historia es Wintrow, un joven bondadoso que estudia para convertirse en sacerdote de Sa, el dios venerado en el Mitonar.

Los estudios de Wintrow se ven interrumpidos de golpe cuando su padre lo saca del monasterio para que lo acompañe a bordo de la Vivacia. Como ninguna de las hermanas Vestrit puede heredar la nave mágica, el padre de Wintrow se pone al mando de la nave mágica y se gana la enemistad de Althea, pues rompe con muchas reglas que el antiguo capitán había establecido para la tripulación de la Vivacia.

Decidí darle otra oportunidad a Robin Hobb porque es una autora muy querida por los lectores de fantasía y porque su Trilogía delasesino tuvo cosas muy buenas, como el mundo, el sistema de magia y la prosa de la autora. A pesar de todo esto, sentí que fue una trilogía muy lenta y tuvo un final muy decepcionante.

Por suerte este libro fue todo lo contrario y me atrapó por completo.

En primer lugar, Las naves de la magia tiene un tono bastante diferente a los libros de la primera trilogía de la autora.

Es un libro con menos intrigas políticas y más aventuras, donde los protagonistas son personas comunes que buscan ganarse la vida y sobrevivir bajo las duras leyes impuestas por el Sátrapa que gobierna el Mitonar.

A diferencia de la Trilogía del asesino narrada en primera persona por Traspié Vatídico (por favor, odio como tradujeron su nombre) desde su infancia hasta su madurez como asesino real, Las naves de la magia está narrado en tercera persona a partir de diferentes puntos de vista de personajes más maduros que deben luchar contra sus pasados oscuros.

Fuente
Además de las perspectivas de Althea y Wintrow, encontramos capítulos protagonizados por un ambicioso pirata que quiere robar una nave mágica como sea y también capítulos que siguen las desventuras del segundo de a bordo de la Vivacia luego de la muerte del capitán Vestrit.
Uno de los grandes fuertes de Robin Hobb es lo bien que construye a sus personajes y en este libro los diferentes puntos de vista ayudan a que el lector conozca mejor las motivaciones de cada uno de ellos.

El desarrollo de los personajes es sin dudas el aspecto más destacado de este libro. A diferencia de otras novelas de fantasía que he leído, en las que el crecimiento de los personajes se da a lo largo de diferentes libros, los cambios que atraviesan los personajes desde el comienzo hasta el final de Las naves de la magia son impresionantes.


Los diferentes arcos de los personajes tienen giros bastante inesperados que rompen con cualquier expectativa que uno puede tener. De todos estos arcos, el de Wintrow fue el que más me impactó por las diferentes pruebas que tiene que enfrentar a lo largo de su viaje. 
El otro elemento que hace de esta novela algo muy original es la incorporación de las naves mágicas al universo creado por Hobb.

A través de capítulos narrados por Vivacia conocemos el fuerte vínculo que une a las naves mágicas con sus capitanes y también algunas leyendas del Mitonar, lo cual añade más profundidad a las leyendas que conocimos en la Trilogía del asesino.

Las naves de la magia es una novela espectacular que nos presenta a unos personajes impresionantes y que expande el universo creado por Robin Hobb. A pesar de que el comienzo de la novela es algo lento debido a las extensas descripciones que suele hacer la autora en sus libros, una vez que los personajes comienzan sus aventuras se convierte en un libro muy difícil de soltar. Si te pasó lo mismo que a mí con la Trilogía del asesino, te recomiendo que le des otra oportunidad a la autora con este libro, ya que es muy diferente en cuanto al tono y tipo de historia. A pesar de que cronológicamente transcurre después de los eventos de la Trilogía del asesino, este libro no tiene grandes spoilers de la trilogía anterior y puede ser un buen punto de partida para comenzar a leer a esta excelente autora.

6 comentarios:

  1. Yo me enamoré de la autora con este libro, fue el primero que leí y me enamoré del mundo y de los personajes. El concepto de las naos redividas me fascinó por como se desarrolla en las siguientes novelas de la trilogía. El mayor problema que tuve fue que algunos nombres de los personajes los cambió la editorial en el siguiente libro sin venir a cuento. Espero que lo hayan solucionado en esta reedición, porque en la mía me lo zampé. Aún así, realmente disfruté mucho de Las leyes del mar.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Hace bastante que tengo a la autora en la mira, quizás empiece por este libro.
    Saludos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    No conocía el libro ni se si lo terminaré leyendo, pero has hecho que me de curiosidad el libro.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. No conocía a esta autora, pero tu reseña me basta para sentirme interesada por sus libros 😁.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Le tengo muchas ganas a esta autora. Dada tu reseña, creo que voy a empezar por este y no por la otra saga, que era la que más me llamaba sin saber bien. Gracias :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Toto! No he leído a la autora pero me gustaría hacerlo. Este libro suena bastante interesante, así que si en algún momento me dispongo a leerla creo que voy a empezar por esta trilogía. El tema de las introducciones largas y lentas suele pasar en este tipo de libros así que no me asombra. Muy buena reseña, ¡nos leemos!

    ResponderEliminar