domingo, 9 de febrero de 2020

La puerta de Abadón (The Expanse #3) - James S.A. Corey


(Atención: esta reseña tiene spoilers de los libros anteriores. Para conocer más acerca de esta gran saga de ciencia ficción, lee mi reseña del primer libro)

Sinopsis: Durante generaciones, el Sistema Solar (Marte, la Luna y el cinturón de asteroides) ha conformado la gran frontera de la humanidad. Hasta ahora. El artefacto alienígena que realizaba su obra bajo las nubes de Venus ha aparecido en la órbita de Urano, donde ha construido una puerta enorme que se abre hacia un espacio sin estrellas.

Jim Holden y la tripulación de la Rocinante forman parte de una gran flotilla de naves militares y científicas que parten para examinar el artefacto. Pero, entre bambalinas, se empieza a desarrollar una trama intrincada que tiene como finalidad la destrucción de Holden. Mientras los emisarios de la especie humana intentan ponerse de acuerdo acerca de si la puerta constituye una oportunidad o una amenaza, ignoran que el mayor de los peligros se encuentra entre sus filas.


Luego de dos libros cargados de acción y elementos de space opera tradicional, con La puerta de Abadón James S.A. Corey encamina la historia hacia un nuevo rumbo muy diferente al de los libros anteriores, pero sin perder la esencia que hace de esta saga algo tan especial y entretenido de leer.


El eje de la trama de este tercer libro es el enorme anillo alienígena creado por la protomolécula al final del libro anterior.

A través de diferentes puntos de vista, vemos cómo las distintas facciones de la humanidad reaccionan ante esta nueva amenaza y cómo hay quienes quieren aprovecharse de esta nueva tecnología a pesar de no conocerla.

Además, La puerta de Abadón se mete de lleno en el contacto entre humanos y alienígenas a través de las charlas que tiene Holden con esa especie de visión de Miller que apareció en el epílogo de La guerra de Calibán. 

Con respecto a los libros anteriores, los únicos personajes que aparecen nuevamente son James Holden y la tripulación de la Rocinante, el resto de los puntos de vista son todos personajes nuevos que amplían aun más el elenco de esta saga.
Fuente
Entre estos nuevos personajes se destaca Anna, una pastora que debe abandonar a su esposa y su hija para dirigirse en una misión religiosa hacia la órbita del anillo. A través de los capítulos de Anna, los autores explican cómo funciona la religión en este universo futurista en el que la humanidad se ha expandido a lo largo del sistema solar, cosa que había quedado un poco relegada en los libros anteriores.

Los demás personajes nuevos también son muy interesantes. Además de Anna encontramos a “Toro”, un comandante veterano y hombre de confianza de Fred Johnson que se pone a las órdenes de la Asociación de Planetas Exteriores para controlar que nadie atraviese el anillo sin autorización.
Pero la gran novedad de esta novela se da con el punto de vista de Melba, una criminal con modificaciones genéticas que tiene como objetivo destruir la reputación de Holden. Lo bueno de este punto de vista es que por primera vez en la saga conocemos la perspectiva del antagonista, algo que en los libros anteriores no sucedió.

El otro gran punto que toca este libro es el desarrollo de la protomolécula y su intento por comunicarse con los seres humanos.

Algo que diferencia a la saga de The Expanse respecto a otras series de ciencia ficción es el enfoque racional que los autores mantienen en todo momento: pese a introducir elementos alienígenas como la protomolécula y el anillo, Corey siempre encuentra una forma lógica de explicar estos fenómenos sin salirse de parámetros científicos. No llega a ser una novela de ciencia ficción dura, pero todo mantiene cierta lógica, en especial las leyes de la física.

El contacto entre esta tecnología alienígena y la tripulación de la Rocinante está muy bien logrado y mantiene el enfoque lógico que caracteriza a los libros anteriores.

En comparación con las dos entregas anteriores, es un libro más bien de transición porque deja establecido el primer contacto entre los humanos y los seres que enviaron la protomolécula desde un lugar remoto de la galaxia, lo cual abre un montón de posibilidades para libros futuros. Esto no quiere decir que sea un libro lento ni mucho menos, pues encontrarán muchos capítulos llenos de acción y un estilo narrativo muy ágil con cambios de perspectiva constantes; simplemente no es una historia tan autoconclusiva como El despertar del Leviatán o La guerra de Calibán.

La puerta de Abadón es un libro espectacular que lleva la saga de The Expanse hacia un nuevo rumbo completamente diferente al de las entregas anteriores, pero que mantiene el enfoque racional que hace de esta saga algo único. Puede ser considerada como una novela de «primer contacto» ya que empezamos a conocer un poco más acerca de la protomolécula, aunque de forma un tanto ambigua. El encuentro entre la humanidad y este artefacto alienígena está muy bien logrado porque los diferentes personajes se ven abrumados ante el poder de los seres que crearon el anillo. Esta saga se pone mejor con cada libro y la historia toma caminos inesperados a cada momento. Sin dudas es de las mejores sagas de ciencia ficción que he leído en años.   





















1 comentario:

  1. Hola! La verdad? Me encantó la reseña y me generó curiosidad, pero estos libros me dan respeto, yo qué sé. Dudo que me acerque por el momento.
    Un beso ♥

    ResponderEliminar