domingo, 1 de marzo de 2020

El priorato del naranjo - Samantha Shannon


SinopsisLa Casa de Berethnet ha gobernado Inys durante mil años. Aún sin casar, la reina Sabran IX debe concebir una hija para proteger a su reino de la destrucción. Pero los asesinos cada vez están más cerca. Ead Duryan es una intrusa en la corte. A pesar de que se ha posicionado como dama de compañía, es leal a una sociedad oculta de magos. Ead vigila a Sabran, protegiéndola en secreto con magia prohibida.
Al otro lado del mar oscuro, Tane ha entrenado toda su vida para ser una jinete de dragón, pero se ve obligada a tomar una decisión que podría romper su vida en añicos. Mientras tanto, el Este y el Oeste siguen divididos. Cada región tiene una religión diferente basada en los sucesos acaecidos mucho tiempo atrás. Los que adoran a los dragones, los que los detestan y quienes adoran al Sin Nombre aparentemente nunca se pondrán de acuerdo. Y las fuerzas del caos se despiertan de su letargo y parecen estar a punto de llegar.


El priorato del naranjo es la sexta novela de la escritora británica Samantha Shannon, conocida por su trilogía de La era de los huesos.

En esta ocasión, la autora nos presenta una enorme novela de fantasía autoconclusiva que se desarrolla en un nuevo mundo.

Shannon describe esta novela como «un retelling feminista de La leyenda de San Jorge y el dragón» y se basó en leyendas de diferentes partes del mundo para construir una historia de fantasía épica bastante entretenida.


Fuente
Los diferentes capítulos se dividen en «Este» y «Oeste», narrados desde las perspectivas de los personajes que se encuentran en esas zonas.
La protagonista de los capítulos del oeste es Ead, una guerrera hechicera que se hace pasar por dama de compañía de la reina Sabran.

La misión de Ead es proteger a Sabran, ya que la leyenda dice que el linaje de la reina es lo que previene el regreso del Innombrable, una enorme bestia draconiana que casi destruye al mundo en la antigüedad junto a su ejército de wyrms.

Los capítulos del este son protagonizados por Tané, una joven huérfana que deberá enfrentar pruebas muy duras para convertirse en miembro de la Gran Guardia Marina de Seiiki, una orden de guerreros que cabalgan dragones de agua y protege la isla de toda amenaza.

El priorato del naranjo se divide en seis partes que tienen ritmos muy diferentes.

La primera parte es muy introductoria y puede resultar un poco densa por el bombardeo de información que nos da la autora: encontramos muchos personajes, leyendas y culturas muy diferentes; son casi 300 páginas en las que Shannon establece las bases de las tramas para comenzar a desarrollar la historia.

Esta primera parte fue el mayor defecto que le encontré al libro, ya que además del avance lento, la autora abusa del info dumping, es decir, nos da demasiada información acerca de las leyendas u otros aspectos del mundo para que el lector esté al tanto de todo. Uno de los ejemplos más claros de esto se da cuando personajes que afirman conocer las leyendas, piden a otros que las cuenten de todas formas; esto me resultó un tanto molesto y forzado en muchos diálogos.

Por suerte al final del libro encontramos un glosario bastante extenso con un breve resumen acerca de quiénes son los personajes principales, los diferentes reinos, criaturas legendarias y otros datos que pueden ayudar a que los primeros capítulos no sean tan caóticos.
Fuente


Otra cosa que diferencia a la primera parte del resto del libro es la cantidad de puntos de vista.
Al principio, además de los capítulos de Ead y Tané, encontramos dos perspectivas más que abren otras tramas de algunos personajes secundarios. Lamentablemente, a medida que avanza el libro da la sensación de que la autora se olvida de estas tramas paralelas. Es más, durante buena parte del libro, Ead pasa a ser la única protagonista y hasta Tané queda en un segundo plano.

Considero que este apuro por resolver las tramas secundarias se debe a que es un libro autoconclusivo. Como la autora nos presenta un mundo tan enorme y con tantos continentes, a medida que nos acercamos al final del libro muchas tramas son resueltas de forma un tanto brusca.
Pese a estos puntos negativos, El priorato del naranjo es un libro con una gran variedad de personajes femeninos fuertes y con ideas muy interesantes que rompen el esquema de la mayoría de las novelas de fantasía épica. Encontramos reinos en los que las mujeres son las que heredan el trono, personajes LGBT con historias muy bien construidas y una versión bastante original de los dragones.
Además, una vez superada la primera parte, la novela cobra un ritmo mucho más ágil gracias a que la autora se concentra en la trama de Ead y a otros giros que le va dando a la historia.  

El priorato del naranjo es una buena novela de fantasía épica que nos presenta un mundo muy bien pensado y protagonistas femeninas muy fuertes. Pese al comienzo lento y los otros puntos negativos que mencioné, es una lectura entretenida y bastante recomendable para lectores que quieran empezar a leer fantasía épica. El punto fuerte de esta novela es el universo creado por la autora, en el que abundan leyendas llenas de magia que reciben diferentes interpretaciones en las diversas culturas.  



2 comentarios:

  1. Ummmm... creo que tu opinión es la más tibia que he visto hasta ahora...
    Me gusta que rompa roles, y creo que a pesar de esos puntos negativos que mencionas, en algún momento me embarcaré en su lectura; aunque 300 hojas lentas me hacen dudar...
    Muy buena reseña, José.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Toto! Bueno, este lo tengo en casa y estaba con el hype por las nubes. Me alegra leer tu reseña porque lo baja a tierra, y así puedo agarrarlo con expectativas más moderadas y, con suerte, disfrutarlo más.
    Un besote ♥

    ResponderEliminar