jueves, 23 de junio de 2016

Medio Mundo (El Mar Quebrado #2) - Joe Abercrombie

SinopsisEspina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita.

Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.

La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos.


Medio Mundo es el segundo libro de esta trilogía de fantasía juvenil de Joe Abercrombie y, al igual que Medio Rey, es un libro muy entretenido e imposible de soltar una vez que te metes de lleno en la historia; incluso me pareció superior en muchos aspectos si lo comparo con la primera entrega de la trilogía del Mar Quebrado. Parte de esto se debe a que es un libro protagonizado por nuevos personajes: Espina Bathu, una feroz joven (con pésimo carácter) que quiere convertirse en guerrera para seguir los pasos de su padre fallecido en combate, y Brand, un joven bonachón que quiere ser guerrero para mejorar la calidad de vida de su hermana.

El hecho de que ambos personajes sean jóvenes guerreros, ya es un contraste en relación con el libro anterior, porque Yarvi fue un personaje que se valía más bien de su ingenio para salvarse de las situaciones más complicadas. En cambio, en Medio Mundo acompañamos a dos jóvenes que de a poco van aprendiendo cómo pelear y esto da lugar a muchos más momentos cargados de acción, en los cuales Abercrombie se luce por lo bien que describe las batallas y enfrentamientos. 

Los personajes del libro anterior regresan, pero en una versión más madura: Yarvi, Rulf, Uthil, la reina Lathlin demuestran haber cambiado mucho en relación con el primer libro; sin embargo, lo que me llamó la atención es que este libro perfectamente puede leerse como novela independiente, ya que la historia gira en torno a Espina y Brand. Obviamente que es mejor leer Medio Rey para conocer el trasfondo que motiva la aventura de los dos jóvenes protagonistas (y además es un libro muy bueno y que se lee muy rápido), a lo que me refiero es que, a diferencia de la mayoría de las trilogías, es posible comprender la trama sin haber leído el libro anterior.

Lo que más me molestó de Medio Rey fueron los diálogos, porque los consideraba un tanto artificiales y exagerados en algunos momentos. Por suerte, en esta segunda parte los diálogos no parecen tan disparatados gracias a la dinámica que se da entre Espina, Brand y Yarvi. Lo único que quedó en el debe de Abercrombie es el  tema de las muletillas: sigue repitiendo que "el acero es la única respuesta" (aunque por suerte no con tanta frecuencia como en el anterior) y le sumó otra bastante insoportable: los personajes dicen a cada rato que Yarvi es un "deep-cunning man" (algo así como que es extremadamente astuto, no sé cómo lo habrán traducido porque lo leí en inglés). Si bien ese es un rasgo característico de la forma de escribir de Abercrombie, porque los personajes de su trilogía de La Primera Ley tienen miles de frases que repiten a cada rato, por algún motivo las muletillas de los personajes de El Mar Quebrado no me parecen tan fascinantes y por momentos me llegan a molestar. 

Pero salvo por este mínimo inconveniente, Medio Mundo es un gran libro. Toma todos los elementos del libro anterior y los mejora en gran forma: hay mucha más acción, agrega personajes nuevos extremadamente interesantes y, lo mejor de todo, tenemos un primer contacto con la magia. Si bien Abercrombie es un autor que prefiere escribir historias de fantasía que tienden a centrarse más bien en los personajes, dándole un tono más "real" a la historia, el elemento mágico siempre está presente en forma de leyendas y mitos. No voy a decir en qué consiste el aspecto mágico presentado en Medio Mundo, pero es algo que me sorprendió y que me causó gran curiosidad; espero que el final de la trilogía explore más el aspecto mágico. 

Calificación 8/10:
Medio Mundo supera con creces el comienzo de esta trilogía de fantasía juvenil. Abercrombie sigue presentando personajes extremadamente interesantes y divertidos de leer, hay mucha más acción y la trama no es tan lineal como la primera entrega. En contraste con Medio Rey, que es más que nada una historia de venganza, Medio Mundo se parece más a una historia de aventura en la que acompañamos a un par de jóvenes en su búsqueda por convertirse en guerreros. Todavía le falta algún giro argumental significativo que me vuele la cabeza y las muletillas siguen siendo algo molestas, pero, dejando de lado esos mínimos inconvenientes, es un libro excelente y muy recomendable tanto para los fanáticos del género fantástico como para quienes recién están comenzando a leer este tipo de novelas; Abercrombie es un excelente autor y no me cansaré de recomendar todos sus libros. El final de esta trilogía promete mucho y conociendo a este autor, sé que no me va a defraudar.

2 comentarios:

  1. Me alegro de que te esté gustando mucho. Ya nos contarás qué tal el útlimo libro ;-) Yo en breve empezaré El nombre del viento (en un par de días) :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Empecé El Nombre del Viento y me parece un libro hermoso! Llevo apenas 100 páginas, lamentablemente como es un libro que hay que leer tranquilo y disfrutar cada palabra no he tenido demasiado tiempo para leerlo. ¡Espero que lo disfrutes! Voy a estar atento a tu opinión :)

      Eliminar