miércoles, 5 de diciembre de 2018

Los Elementales - Michael McDowell

Sinopsis: Después de un extraño incidente en el funeral de la matriarca Marian, las familias McCray y Savage esperan un tranquilo verano en la costa del golfo de Alabama, donde tres antiguas casas victorianas se elevan en la soledad de una playa abrasadora. Dos de las casas son habitables, mientras que la tercera está siendo invadida por la arena: entre sus paredes, algo desconocido se encuentra al acecho. Algo que ha atemorizado a varios miembros de la familia y que aún los persigue en pesadillas. Algo atroz que parece listo para atacar de nuevo...

Desde hace tiempo quería leer a Michael McDowell, uno de los autores más recomendados y reconocidos de Estados Unidos por sus maravillosas historias de terror gótico. 
McDowell también tuvo una brillante carrera como guionista de películas: escribió los guiones de Beetlejuice, The Nightmare Before Christmas, Tales from the Crypt y Thinner, la adaptación de la novela Maleficio, de Stephen King. 
Era una persona que literalmente vivía del terror, ya que además de sus historias terroríficas, le gustaba coleccionar memorabilia de la muerte, como ataúdes de niños, fotos de cadáveres, lápidas, tarjetas y avisos fúnebres, y una serie de más cosas turbias. 

Los Elementales es su novela más aclamada debido a la construcción de personajes y a la atmósfera opresiva que el autor crea en torno a ellos. También era la novela favorita de McDowell.
La novela comienza estableciendo el tono turbio que estará presente a lo largo de toda la trama, con un misterioso ritual que Dauphin, heredero millonario de la familia Savage, debe realizar durante el funeral de su madre.
Una vez finalizada la ceremonia, Dauphin, su esposa, su suegra, su cuñado y su sobrina deciden pasar las vacaciones de verano en Beldame, un sector en el golfo de Alabama donde hay tres antiguas mansiones victorianas propiedad de los Savage. Una de las mansiones está quedando enterrada en la arena y tanto Dauphin como su cuñado Luker recuerdan haber tenido experiencias aterradoras en esa casa durante su infancia. 
«¡Las madres Savage se comen a sus hijos!»
Considero que la principal característica de Los Elementales es cómo construye la tensión desde el principio. Si bien a lo largo de la novela los protagonistas experimentan algunos fenómenos paranormales, todo es un pequeño esbozo de lo que vendrá en los últimos capítulos. 

Los protagonistas contribuyen a construir esa sensación de que todo va a salir mal porque todos tienen relaciones bastante atípicas entre sí. Luker e India, personajes principales de esta novela, no parecen padre e hija, sino que tienen una relación más bien de camaradería. Debido a ciertos eventos que descubrimos a medida que avanza la historia, India es bastante madura y curiosa para su edad, y esto la lleva a interesarse por la casa embrujada en cuanto llega a Beldame. Con la ayuda de Odessa, sirvienta de la familia Savage que parece tener cierto conocimiento de lo sobrenatural, comienza a desenterrar la oscura realidad de la mansión cubierta por la arena. 
«El deterioro era una constante, como la aparente ausencia de toda vida. Incluso a India, que tenía poca o ninguna expectativa sobre las delicias de la vida rural, le pareció notable no haber visto nada vivo en más de veinte kilómetros: ni un hombre, ni una mujer, ni un niño, ni un perro, ni un ave carroñera».
Se puede decir que Beldame también es otro protagonista. A través de las descripciones de McDowell, esa aislada región del Golfo de Alabama parece cobrar vida y atormentar a los demás personajes con el calor abrasador y los fenómenos sobrenaturales que comienzan a desarrollarse. 
Me encantó la forma en la que McDowell describe cómo los personajes reaccionan a la atmósfera opresiva de Beldame; en todo momento transmite la sensación de pesadez y agotamiento provocados por el calor insoportable. También el hecho de que sea una zona que queda aislada cuando las aguas crecen contribuye a crear ese clima opresivo y a dejar a nuestros protagonistas sin escapatoria. 

La prosa de McDowell es genial y hace que sea un libro muy difícil de soltar. La lectura es muy ágil y, debido a esa sensación de que se avecina algo siniestro, siempre deja al lector con ganas de más. Lamentablemente en mi caso creo que estas expectativas me jugaron en contra, ya que, a pesar de la cantidad de momentos escalofriantes y la acción de los últimos capítulos, esperaba mucho más. 
Me decepcionó que algunos de los esbozos que encontramos a lo largo de la novela quedaran en la nada. El final no me pareció malo, pero me hubiese gustado que el autor explotara aún más algunas partes puntuales de la historia de los Savage que se mencionan a lo largo del libro. Me dio la sensación de que la resolución pudo haber sido todavía más inquietante, a pesar de que me gustó mucho. 
Tampoco es un libro que responda todos los misterios y deja muchas cosas libradas a la interpretación del lector. No considero que esto sea algo negativo, ya que es coherente con lo poco que conocen los personajes respecto a los espíritus, simplemente me parece bueno mencionar esto para aquellos lectores que prefieren finales más cerrados. 

Calificación 7/10 ():
Los Elementales es una entretenida novela de terror que se lee rapidísimo y que en todo momento transmite la sensación de que va a ocurrir algo siniestro. La construcción de personajes y del escenario que realiza McDowell es magistral; Beldame y las antiguas casas victorianas parecen tener vida propia. 
A pesar de que esperaba mucho más de la resolución de la novela, considero que es una excelente historia de terror, ideal para fanáticos del género de casa embrujada.  

4 comentarios:

  1. Ay, ay, ay... Este es para mí. Ya le había echado el ojo y la verdad es que me gusta lo que cuentas. Esos pequeños "peros" creo que no me molestaran mucho, eso espero :-D
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que a ti te puede gustar mucho :D ¡Espero que te guste!

      Beso, Anabel.

      Eliminar
  2. Hola! Uf, bueno, tu reseña me sacó algo de hype, pero mejor. Papá la compró hace poco y estaba re entusiasmado, pero no sé cuándo la leerá así que ahora cuento con tu opinión. Quizás se la robe(? en algún momento del verano.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja contame qué le pareció cuando lo lea :O Es ideal para el verano, por la trama y porque es ligero; se lee al toque.

      Besote, Sofi

      Eliminar