miércoles, 27 de mayo de 2015

El Segador - Terry Pratchett

"La Muerte siempre se había preguntado por qué la gente ponía flores sobre las tumbas. A él le parecía una estupidez. Al fin y  al cabo, los muertos se habían ido a donde no podía llegarles el aroma de las rosas. En cambio, ahora... no era que lo comprendiera, claro, pero al menos tenía la sensación de que el hecho tenía algo de comprensible".

Este es el segundo libro de la saga que tiene a la Muerte como protagonista principal y, como siempre que deja de hacer su trabajo, se desata una serie de eventos que ponen en peligro a todo Mundodisco. En este caso Azrael, el superior de Muerte, se da cuenta de que la muerte de Mundodisco está desarrollando una personalidad (como pudimos ver en Mort) por lo que decide darle un "biómetro" y hacerlo mortal.

La Muerte por fin cuenta con algo que nunca tuvo: tiempo para vivir, por lo que piensa gastarlo y pasárselo en grande. Por eso asume la identidad de Bill Puerta y, aprovechando su gran habilidad con la guadaña, se pone a trabajar en la granja de una simpática anciana.


La Muerte como Bill Puerta, un alegre granjero
La historia está compuesta por dos tramas: por un lado tenemos a la Muerte que ahora es un feliz granjero que se lleva bien con todo el mundo y empieza a comprender mejor a los seres humanos.

La otra trama se desarrolla en la caótica metrópolis de Ankh-Morpork, donde la acumulación de fuerza vital está causando que todo tipo de criaturas no-muertas como Poltergeist, hombres del saco, vampiros y zombies aparezcan en gran cantidad. El protagonista de esta otra trama es Windle Poons, el mago más anciano de la Universidad Invisible, que como consecuencia de la falta de Muerte se ha convertido en zombie. La misión de Windle es convencer a los demás magos del peligro que supone la acumulación de fuerza vital. Además, gracias a él conocemos a otras criaturas sobrenaturales que forman una especie de grupo de activistas que luchan por los derechos de los no-muertos.

Este libro fue increíble, es a mi entender más profundo que el libro anterior por el mensaje que deja al final y porque resume claramente la visión que tiene Terry Pratchett respecto a la vida y la muerte: nunca es tarde para disfrutar los placeres de estar vivo.

Claro que no es un libro serio, ese mensaje final se esconde detrás de una serie de chistes y situaciones increíbles que solo a Pratchett se le pueden ocurrir: un gallo disléxico, un montón de estiércol viviente e insultos que se materializan en forma de monstruos, por nombrar algunas bizarreadas.

El elenco de personajes como en todas las novelas de Mundodisco es excelente, en este caso mis favoritos fueron los magos a los cuales se les da un mayor desarrollo que en los primeros libros de la saga. Tenemos a Mustrum Ridcully: el archicanciller que no se detiene ante nada y es sumamente brusco; el filósofo equino: un mago especializado en caballos (y que tiene cara de caballo); el conferencista de runas modernas, el decano de la universidad y por supuesto, Oook el bibliotecario que fue convertido en orangután en La Luz Fantástica.

A diferencia de Mort, en el cual estaba todo el tiempo deseando que apareciera la Muerte, la trama de los magos resultó muy entretenida. Estos hechiceros no son nada sabios, resultan ser una gran parodia de todos los magos de las novelas de fantasía y su historia está cargada de momentos que me hicieron reír a carcajadas.

No tiene muchas referencias a otras novelas de Mundodisco por lo que es una buen libro para iniciarse en esta gran saga, aunque recomiendo leer Mort antes y leer la saga de la muerte en orden para apreciar la evolución de la Muerte y cómo de a poco empieza a comprender a los humanos.

Como siempre, me resulta imposible destacar algo negativo en un libro de Pratchett, es una historia extremadamente graciosa con un excelente final que (además de hacerme reír mucho) me dejó una linda sensación.



2 comentarios:

  1. Jajajajajaja me mato la foto de la Muerte como Bill Puerta xD.

    No sabía que la Muerte tuviera superiores :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me encantó esa imagen! toda la escena de cómo elige llamarse Bill Puerta es impresionante, me hizo reír como un desquiciado xD.
      Azrael el superior de la muerte da miedo, habla con mayúsculas más grandes que la Muerte todavía :O.

      Eliminar